EXITO FINANCIERO

El éxito financiero tiene que ver con el equilibrio, la perspectiva, el conocimiento, los valores y la forma en que define lo que es más importante para su felicidad. Para algunos, la idea de “más” les puede atraer te tal manera que motivará todas sus acciones para ganar más dinero y rodearse de los símbolos de la riqueza. Para otros, la idea del éxito financiero significa “menos”; como en los casos de, menos deuda, menos estrés, menos posesiones, menos complicaciones. Ya sea que se considere una persona “más” o “menos”, lograr el éxito, tiene que implicar la perspectiva y el nivel de energía que esté dispuesto a invertir para vivir alineado con tus valores.

Para determinar sus objetivos, considere lo siguiente:

  1. Establezca primero el resultado final- trabaje hacia atrás. Pregúntese, ¿qué es lo que REALMENTE quiere y por qué? Escríbalo; concrételo a pesar de lo vagos o generales que puedan ser los deseos. Sin este conocimiento, es como conducir a un nuevo destino sin GPS, una hoja de ruta o cualquier idea de lo que necesitará en el camino.
  1. Comprenda los componentes de lo que busca lograr.  En otras palabras, ¿qué está realmente involucrado en su hoja de ruta y qué otros aspectos de su vida se ven afectados en el camino? Necesitará hacer ajustes en algunos aspectos, incrementando algunas acciones y disminuyendo otras, por ello, es necesario tener absoluta comprensión de los aspectos que le ayudarán a lograrlo para alcanzar el resultado final.
  1. Considere los imprevistos  Siempre hay resultados inesperados de las decisiones que tomamos. Si bien no podemos predecir el futuro, podemos hacer una suposición adecuada utilizando el conocimiento de causa y efecto. Invierta el tiempo para considerar lo que podría ocurrir antes de que ocurra. Con demasiada frecuencia, extrañamos problemas potenciales debido a nuestro deseo de comenzar, y nos saltamos lo que pueden parecer detalles triviales, que pudieran conducirnos al desastre. Use muchas preguntas “qué pasa si” para delinear mejor las posibilidades. Pero no se cierre a explorar nuevas posibilidades, nuevos caminos, nuevas rutas que le podrían ahorrar unos cuantos dolores de cabeza.
  1. Acérquese con los expertos.  ¿A quién necesita para ayudarlo a implementar su plan y cuáles son sus expectativas? La mayoría de las personas necesita la orientación y el asesoramiento de expertos. Piénselo: ¿trataría una condición médica basándose en lo que leyó en un sitio web, o haría una lista de los mejores médicos para consultarles? Lo que está en juego, su futuro, es demasiado importante para volar solo. Busque la ayuda de los expertos que pueden mejorar su vida y cambiar su futuro.
  1. Manténgase preparado. Con demasiada frecuencia nos da temor la emoción de “hacer” por lo que no establecemos adecuadamente un proceso para llegar allí. Manténgase preparado para actuar cuando la circunstancia lo permita. Asegúrese de que sus acciones lo lleven a sus metas. Establezca un mapa detallado que lo lleve del Punto A al Punto B usando la ruta más eficiente posible en las carreteras más seguras.
  1. Monitoreo continuo: Al igual que cualquier cosa nueva, es vital que verifique y revise su progreso, busque posibles problemas y realice las correcciones de los cursos según sea necesario.

Hay más probabilidad de tener éxito, si existe un proceso que alinee sus objetivos con los pasos necesarios para llegar. Hay varios factores que no puede controlar, como las tasas de interés, los ciclos económicos, las reacciones del mercado de valores y los acontecimientos mundiales. Pero hay muchos factores que puedes controlar y predecir. Determine qué necesita “más” y de qué necesita “menos”. Cree un proceso para apoyar sus sueños y vivir más plenamente en el momento con menos estrés.